13 años de liderazgo enseñando MBA y Maestrías Online.
Contamos con más de 150.000 alumnos de 35 países.
Ofrecemos Becas del 65% de descuento, Solicítala aquí.

NoticiasProject Management¿Por qué es importante un Project Manager?

¿Por qué es importante un Project Manager?

Todos los proyectos de construcción suponen una cuantiosa inversión de tiempo y dinero; hoy en día no se concibe la ejecución de estos sin la participación de un personal cada vez más capacitado en la labor que le corresponde. El Gestor de Proyectos, como líder encargado de llevar a buen término aquellas obras que le son encomendadas, es una pieza indispensable en este equipo, ya que gracias a su capacidad organizativa, de comunicación y dirección, es clave para garantizar el éxito de un proyecto.

Formación y experiencia: claves fundamentales para el triunfo.

En la actualidad, existe la posibilidad, mediante diplomados o maestrías, de obtener la certificación como Director de Proyectos, lo cual confiere una ventaja técnica en la adquisición de herramientas de conocimiento para acertadas planificaciones, proyecciones y control de riesgos. Sin embargo, considerando que el primer capital con el que ha de desempeñar las tareas como Gestor es el humano, solo la abundante experiencia cooperará en la evaluación, cambio de estrategias y el desarrollo de las habilidades personales y directivas requeridas para ejercer esta delicada función.

El Project Manager y la construcción del éxito

La importancia de un Gerente de Proyectos radica en el conocimiento de los procesos inherentes a una obra y en sus capacidades directivas y personales en sus múltiples funciones:

· Realizar la presentación de la idea al cliente. Ya en este punto inicial del proyecto se ha realizado un análisis general del alcance, costos y envergadura del mismo, por lo cual, el visto bueno del proyecto por parte del cliente dependerá de cuán profundamente involucrado esté el Director de Proyectos en cuanto a la obra y de qué tan precisa y atractiva sea su exposición de la misma.

· Hacer las presentaciones ejecutivas para los inversionistas; para ello es necesaria la elaboración de un cronograma gráfico, el cual, una vez definidos los costos materiales, detalla la tasa por hora de cada uno de los recursos humanos: obreros, técnicos especialistas, ingenieros, arquitectos y personal administrativo, así como el costo de cada tarea; asigna los recursos a cada tarea y en relación a todos los datos recabados, realiza el cálculo definitivo de los costos de la obra y los tiempos estimados para cada fase.

· Diseña la línea base, la cual es un instrumento que permite hacer el seguimiento paso a paso de la obra y contrastarlo con el cronograma original; de esta manera, puede maniobrar y negociar con los diferentes equipos para crear las estrategias de ajuste en base a los tiempos pautados.

· En base a la observación y a todos los datos de seguimiento, procede a levantar el índice de rendimiento, para constatar que el proyecto se está llevando a cabo como ha sido planeado.

Aprovechando al máximo las habilidades personales

De todo lo anterior se deduce la gran complejidad y responsabilidad de las funciones de un Gerente de Proyectos, lo cual evidencia el conjunto de destrezas personales que debe poseer quien sea encomendado a ocupar ese cargo. Analicémoslas desde la óptica de la relevancia de su presencia como garante del éxito en la realización de una obra:

La capacidad de liderazgo permite mantener la cohesión entre los diferentes equipos de trabajo con sus particularidades; el Gestor de Proyectos debe tener perfectamente definidas las metas y cómo llegar a ellas para generar confianza en su equipo.

· La habilidad de comunicación constituye un factor de economía en los costos, debido a que mientras más claro esté el panorama en cuanto a los deberes y procedimientos de cada miembro del equipo, más fluidez habrá en los procesos.

· Para cualquier situación que se presente, ajena a lo planificado en un principio sobre el papel, ya sea por cambios en los materiales, maquinarias y por ende, técnicas para abordar un tramo de la obra, es vital la capacidad de negociación del Director de Proyectos a fin de solventar los problemas de manera armoniosa y con la mayor rapidez posible.

· ¿Por qué el éxito de un proyecto depende del buen enfoque global e integral de su Director? Porque de esa manera, puede detectar las necesidades que se van presentando en relación al uso y provisión de materiales y herramientas como en los recursos humanos y la manera de tomar previsiones sin afectar el cronograma previsto.

En conclusión, se deduce que el 90% de la labor del Project Manager consiste en comunicarse, dar órdenes, transmitir ideas, convencer, negociar y hablar en público. Son muchas las destrezas que debe adquirir mediante estudios y experiencia para aprender a manejarlas con solvencia. Sin embargo, bien vale el esfuerzo, por la gran importancia de su desempeño para culminar una obra de manera satisfactoria.

Maestrías Online

Cursos Online

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here